lunes, diciembre 05, 2016

Tu Navidad...me pone verde



Lo sé. Tengo fama y reputación de ser anti-navideño, una especie de Grinch que huye de todo lo que tenga pastorcitos, nieve de plástico y pinos con luces. Siempre me costó entender eso de poner trineos y renos, simulando un invierno en lugares donde nunca nieva.  Y es cierto...huyo de esa Navidad, al menos de "esa" forma de Navidad.

Lo irónico de todos estos defensores de la Navidad es que en el mes de Diciembre practican una cantidad de hábitos y costumbres que no tienen absolutamente nada que ver con la esencia espiritual propia de un tiempo que podría ser de recogimiento, autocrítica, austeridad y conciliación. De este modo, la Navidad pasó a convertirse en una especie de Circo donde cada quien se pone su máscara y se maquilla de felicidad (aunque no la sienta, ni la quiera). Los titiriteros del sistema mueven sus hilos para que compres, comas, bebas, consumas y te distraigas con las cosas mas apartadas de la Navidad. Un mercadillo de cachivaches, objetos, tecnología y excesos materiales. Una fiesta donde el regalo vale mas que el abrazo, donde hay revisión de gastos y no revisamos conductas.

Bajo este modelo deformado, la Navidad será buena mientras tengas dinero y recursos para celebrar...(que locura )

En estos momentos, muchos sienten que les robaron la Navidad porque no hay dinero con que comprar regalos o poner una cena hermosa..lo cual es cierto solamente en caso que creyeras que la Navidad sea eso: comprar regalos y una hermosa cena. Sólo en ese caso, te diría que sí. Que te robaron la Navidad.

Pero si regresas al concepto legítimo de Navidad, donde no es mas rico el que mas tiene...sino el que menos necesita, entonces, te sentirás pleno porque nadie te la puede robar . Comprenderemos ese día que la Navidad no se roba, ni se quita, porque la Navidad es un estado mental, es un ejercicio intangible y nada tiene que ver con tener un pino de tres metros y un San Nicolás "made in China". Tampoco es ponerse una pinta de Top Model...no coñooo...eso no es Navidad.

¿Teníamos que estar en una crisis material y financiera para descubrir que la verdadera crisis era espiritual y de valores...? -Quizás la respuesta es, SI-

Y si esto es cierto, seguiré siendo Anti-navideño el resto de mis días, y deseo que sigan creyéndose felices los que van dándose golpes de pecho a quienes presumen de ser mejores seres humanos porque se saben tres villancicos y los Salmos Responsoriales y que vivan para complacer al juicio ajeno.

Desde una perspectiva distinta (ni mejor, ni peor que la tuya), te recuerdo que la Navidad será feliz...sólo si tu lo quieres.

(Daría lo que no tengo, por compartir esta Navidad con las personas que extraño en Venezuela...pero de algún modo estamos conectados y unidos. Los quiero mucho)

4 comentarios:

  1. una reflexion mas para la verdadera esencia de la navidad....Que opinas tu?

    ResponderEliminar
  2. La Navidad se ha convertido en TODO lo contrario de sí misma...Lejos de ser un tiempo de espiritualidad e instrospección, se manifiesta como el periodo donde la gente gasta mas dinero, luce mas vanal y comete mas excesos (ojo..que cada quien es libre de hacer lo que le plazca)...pero, no lo llamen Navidad. Gracias José Elías por tus comentarios...(jajajjaa...Feliz Navidad)

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo Nacho. Me senti identificado con cada palabra de tu reflexión "navideña".
    Hermano recibe un abrazo donde sea que te encuentres. Aprecio el haberte conocido y el haber podido disfrutar de la INTENSIDAD de tu Presencia. Eres una Gran Persona. Te quiero hermano.Bendiciones para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cheo..mi gran amigo. Te recuerdo mucho, eres esas personas que dejan huellas positivas.Estamos afrontando el reto de dejar el miedo atrás y animándonos a vivir en la libertad merecida. Yo también te quiero un montón. Saludos a Katty y a tu bella familia. Dios te bendice

      Eliminar